New York, What a wonderful town

new_york_times_tower_hudson.jpg

Hoy  me desperté y salí a comprar algo de sopa ya q me dolía la garganta y me quería tomar una pastilla pero no con el estomago vacío, al salir estaba cayendo una nieve ligera y me detuve un momento al ver la gente caminar apurada como siempre, los árboles sin sus hojas y sentí ese olor de Nueva York que siempre podía percibir cada vez que venia de vacaciones. Tal vez ahora no lo percibía por el mismo ajetreo de la vida acá y ahora más que nunca estoy más enamorado de esta ciudad, me habían dicho antes de venirme que se me iba a ser duro el cambio pero no lo ha sido, si extraño a mi madre, a Belén, a Alexander, por supuesto a mis amigos, pero estoy agradecido porque me he encontrado gente buena y buenos compañeros de trabajo, no me quejo para nada. Sé que a veces me quejo (bueno siempre lo hago) por las distancias, las putas distancias, el hecho de salir una hora antes de tu casa para llegar a cualquier lado a tiempo no me agrada para nada más aun si estaba acostumbrado a llegar a cualquier lado en 15 minutos o menos, tampoco me agrada esta tonta ley de que debes tener 21 años para poder entrar a cualquier bar pero a los 18 eres lo suficiente mayor para ir a la guerra pero que se le puede hacer.

Al ver las calles como poco a poco se tornan blancas, le doy gracias a Dios y a mi madre de poder estar acá, no me imagino vivir en otro lugar que no sea Nueva York o mi querido Guayaquil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: